Los 7 consejos para el cuidado de los ojos en verano

Muchas veces pensamos en el verano como una oportunidad de descansar y desconectar del trabajo. Esto implica normalmente pasar menos tiempo delante del ordenador, lo que inevitablemente tiene sus beneficios para tus ojos. No obstante, has de saber que en verano exponemos esta parte de nuestro cuerpo a otras condiciones que también pueden generarnos problemas, por lo que es muy importante prestar atención al cuidado de los ojos.

¿Por qué cuidar los ojos en verano?

Hemos de cuidar los ojos durante todo el año, pero es cierto que en verano tenemos que tratarlos con mucha precaución. ¿Por qué? Lo primero que seguro que te viene a la cabeza es el sol, ya que la potencia de los rayos UV es muy fuerte en esta estación. Además, tendemos a pasar más tiempo al aire libre, y esto nos deja expuestos al astro rey.

Sin embargo, el sol no es el único aspecto determinante. Lo cierto es que el aire acondicionado y el calor seco de determinadas zonas tampoco son buenos para tus ojos. Estos producen sequedad ocular, lo que te lleva a sufrir sensaciones incómodas.

cuidado-de-los-ojos-sol-palmera

También bañarse en la piscina o en el mar requiere tomar ciertas precauciones. Esto se debe a lo irritante del cloro y a las bacterias que puede haber en la playa. Por otro lado, el hecho de que llueva menos favorece la incidencia de alergias (las alergias son más frecuentes en primavera). Por eso, depende de cuál padezcas, también tendrás que extremar los cuidados.

Estos son los aspectos que debes tener en cuenta, pero no te preocupes porque puedes seguir disfrutando del verano. A continuación vamos a darte algunos consejos para disminuir las posibilidades de padecer ningún daño.

7 Consejos para el cuidado de los ojos en verano

1. Lleva gafas de sol

cuidado-de-los-ojos-chicas-piscina

El consejo por excelencia para el verano es que lleves unas buenas gafas de sol. Aunque estas son importantes durante todo el año, es cierto que en verano lo son especialmente. Sobre todo, compra siempre unas de calidad en una tienda especializada, que te protejan de los rayos UV al 100 %.

Al ser la luz estival tan intensa, también te recomendamos que uses unas lentes polarizadas que eliminen los reflejos, por lo que seguro que estarás más cómodo. También contribuyen a disminuir la intensidad de la luz estival las lentes espejadas.

Si tienes hijos, solo nos queda decirte que apliques este mismo consejo con ellos. Ten en cuenta que gran parte de la exposición a los rayos UV se produce en la infancia debido al tiempo que los niños pasan al aire libre. En Óptica Universitaria encontrarás muchas opciones en cuanto a gafas de sol para niños.

2. Lleva un sombrero

Aunque las gafas de sol te protegen de los rayos UV, es cierto que siempre puede quedar un hueco por donde estos entren. Si llevas un sombrero, te protegerás aún mejor.

3. Usa gafas de buceo

cuidado-de-los-ojos-gafas-buceo

Hemos hablado de la importancia de las gafas de sol, pero en verano también tienen especial relevancia las gafas de buceo. Algunos modelos de gafas de buceo pueden graduarse. De esta manera, protegerás tus ojos tanto del cloro como de las bacterias que pueda haber en el agua.

4. Lava tus ojos a menudo

Con a menudo nos referimos a antes y después de bañarte en la piscina o en la playa. Esto te servirá, igual que en el caso anterior, para protegerte de sustancias contaminantes o irritantes. Al salir, lava tus ojos y sécalos con un pañuelo limpio. Nunca uses la toalla, ya que podría estar sucia de arena o de cualquier cosa que haya en el entorno.

5. Lava tus manos

cuidado-de-los-ojos-lava-manos

Esto puede aplicarse a cualquier época del año, pero es algo a tener en cuenta también en verano. A veces no podemos evitar frotarnos los ojos y es importante que las manos estén limpias para evitar contraer infecciones.

Recuerda también que la contaminación puede aumentar con el calor, por lo que es recomendable tener muy presente este consejo.

6. Parpadea a menudo

Como te decíamos, el aire acondicionado y el calor seco de algunas zonas aumentan la sequedad ocular. Por el bien del cuidado de los ojos, procura parpadear a menudo para hidratarlos. En el caso de que los notes muy secos, no dudes en usar lágrimas artificiales.

7. No mirar directamente al sol

cuidado-de-los-ojos-no-mires-directo-sol

Aunque este consejo puede parecer evidente, siempre es bueno recordarlo. No importa si llevas las gafas de sol puestas, mirar directamente al sol es perjudicial para tus ojos.

Estas son las recomendaciones que has de tener en cuenta para el cuidado de los ojos en verano. Como ves, se trata de consejos fáciles de seguir pero que debes tener presentes en todo momento.

Si aún no tienes unas gafas de sol adecuadas para estos meses de calor, no dudes en acudir a Óptica Universitaria. Tanto en nuestra tienda online como en nuestros centros físicos encontrarás una amplia variedad de modelos de diversas marcas.

Asimismo, nuestros profesionales se pondrán a tu entera disposición si notas cualquier molestia.

Comentarios