Consejos para acostumbrarse a las gafas progresivas

Las gafas progresivas están diseñadas para ofrecer tres campos de visión: de cerca, de lejos y a distancia intermedia, permitiendo así ver a diferentes distancias con nitidez sin tener que cambiar en cada ocasión de gafas. Claro que adaptarse a esta nueva forma de ver no siempre es fácil y para algunos puede suponer un período de adaptación. ¿Cómo acostumbrarse a las gafas progresivas? Si te las acabas de poner y no sabes cómo adaptarte a ellas, ¡sigue leyendo! Te contamos todo lo que necesitas saber.

¿Cómo saber si te estás adaptando bien a las gafas progresivas?

acostumbrarse a las gafas progresivas mujer

Aunque una vez te hayas acostumbrado a las gafas progresivas no querrás volver atrás y solo desearás disfrutar de sus múltiples ventajas, al principio este proceso puede costar un poco. Hay personas que necesitan tiempo para acostumbrarse a ellas antes de disfrutar por completo de sus múltiples campos de visión. ¿Cómo saber si eres una de ellas? Si aún no te has adaptado a las gafas progresivas, puedes notar molestias como las siguientes:

  • Necesidad de realizar movimientos de cabeza hasta enfocar nítidamente.
  • Dificultad a la hora de subir o bajar escaleras.
  • Visión no tan nítida en los laterales.

Infórmate sobre las gafas progresivas

¿Cuánto se tarda en acostumbrarse a las gafas progresivas?

acostumbrarse a las gafas progresivas hombre mirando ventana

Se suele tardar entre 10 y 15 días en adaptarse a las gafas progresivas a nivel de funcionamiento, dependiendo de la persona, de la graduación y del tipo de progresivo elegido. ¿Por qué? Piensa que tus ojos y tu cabeza necesitan modificar la manera de enfocar de cerca, ya que pasarás de bajar la cabeza a mantener la cabeza más fija y bajar la mirada. Como todo cambio de rutina, implica unos días de adaptación.

Ver monturas de gafas graduadas

¿Cómo acostumbrarse a las gafas progresivas?

Por supuesto, en tu proceso de adaptación a las gafas progresivas, la práctica es un must. Pero, además, necesitas una óptica de confianza, como Óptica Universitaria, que te ofrece calidad en tus gafas progresivas y las mejores garantías. Disponer de las lentes adecuadas para ti hará que este período de adaptación, en caso de que lo necesites, se reduzca. ¿Qué puedes hacer para adaptarte a tus gafas progresivas lo más rápido posible? He aquí algunos consejos.

1. Elige tus gafas progresivas según tus necesidades y preferencias

Dependiendo de la graduación que tengas y de tus necesidades visuales, sobre todo si eres usuario de ordenador, tendrás que elegir el tipo de progresivo más adecuado para ti con tal de lograr el máximo confort visual

2. Usa las gafas progresivas cuanto antes

El período de adaptación debe empezar desde el mismo momento en el que te entregan tus gafas. Y es que cuanto antes te las pongas y empieces a acostumbrarte a su funcionamiento, antes experimentarás la sensación de comodidad al llevarlas puestas. Si al ponértelas las primeras veces sientes cierta sensación de mareo, ¡no te preocupes! Es un síntoma común. Por ello, los primeros momentos con ellas es mejor que evites realizar actividades que puedan comprender riesgos, como conducir o desempeñar tareas peligrosas. Al cabo de unos días o semanas, esa sensación habrá desaparecido.

acostumbrarse a las gafas progresivas hombre conduciendo

3. Acostumbrarse a las gafas progresivas requiere práctica

Cuanto más las uses, antes te acostumbrarás a ellas. Intenta llevar tus gafas progresivas desde el principio sin alternar con tus gafas antiguas. Una vez adaptado ya podrás utilizarlas solo cuando las necesites.

4. Conoce bien cada área de tus gafas progresivas

Cuando las pruebes, te darás cuenta de que cada zona de la lente sirve para ver a una determinada distancia. La parte superior será la destinada a ver de lejos (conducción); la del medio, a distancias intermedias (ordenador); y la inferior, a distancias cortas (lectura, móvil). ¿Tienes dudas? ¡No te preocupes! En Óptica Universitaria te las aclaramos y te ayudaremos a sacarles el máximo partido.

5. Coordina tus ojos y tu cabeza con las gafas progresivas

Aunque normalmente sean los ojos los que van siguiendo los objetos que queremos ver, con las gafas progresivas tendrás que coordinar la mirada con los movimientos de cabeza para enfocar correctamente y evitar marearte. Es recomendable que evites las zonas laterales, pues en ellas suelen producirse aberraciones que dificultan la visión.

6. Déjate aconsejar por tu óptica de confianza

Es cierto eso que dicen: para gustos, los colores. De ahí que puedas encontrar una gran selección de gafas progresivas, con precios diferentes y gamas distintas. Claro que, ¿cuál es la que mejor se adapta a ti? Antes de decantarte por un modelo en concreto, es mejor que te dejes asesorar por tu óptica. En Óptica Universitaria te ayudamos a elegir las mejores gafas progresivas para tu caso en particular, haciéndote una revisión de la vista gratuita e invitándote a solucionar todas tus dudas con nosotros. No solo a nivel de funcionamiento de tus gafas progresivas, sino también de mantenimiento de éstas.

Ver tienda más cercana

Trucos para acostumbrarse a las gafas progresivas

Acostumbrarse a las gafas progresivas

¿Quieres adaptarte más rápido a tus nuevas gafas progresivas? Como sabes, en la práctica está la clave y ésta puedes aumentarla con ligeros ejercicios en tu día a día, sin usarlas únicamente para cubrir tus necesidades. Una buena opción para practicar puede ser el sofá. Desde ahí puedes intentar jugar a cambiar de enfoque para ver la televisión a lo lejos y la pantalla del móvil de cerca. También puedes sentarte y levantarte, con la mirada en un punto fijo en todo momento.

¿Y en la oficina? Para sacarles el máximo partido a tus gafas progresivas al trabajar con un ordenador es importante que ajustes su altura, de forma que te coincida con el área intermedia de tus gafas progresivas. Así, conseguirás una postura más ergonómica y tu campo visual aumentará. Otra situación que puede costarte un poco al principio es subir y bajar escaleras. Cuando lo hagas, mira los escalones moviendo la cabeza hacia abajo, de forma que uses la parte superior de las gafas progresivas. Te darás cuenta rápidamente de que, si lo haces con la parte inferior, que es la que se usa para ver de cerca, puedes llegar a desorientarte por la visión que tienes.

¿Te han quedado dudas sobre cuánto tiempo se necesita para acostumbrarse a las gafas progresivas o sobre cómo adaptarse a ellas? ¡Pregúntanos!

Ver oferta en gafas graduadas

Comentarios