¡Envío GRATIS en 24H*! *Productos en stock

¿Qué es la
hipermetropía?

La hipermetropía es un defecto visual que se manifiesta en la visión cercana.

La causa es que, en vez de enfocarse los objetos sobre la retina –como debería suceder-, se enfocan detrás de ella . Esto sucede porque el globo ocular es demasiado pequeño o bien porque la córnea es demasiado plana.

La hipermetropía aparece muchas veces en los recién nacidos; sin embargo, suele ser consecuencia de que el sistema visual aún no se ha desarrollado por completo, de modo que lo habitual es que el problema se corrija al crecer.

La hipermetropía se traduce en una mala visión de los objetos cercanos, aunque es cierto que la visión lejana puede verse también afectada con el paso de los años o si uno tiene una graduación muy elevada.

También hay que tener en cuenta que, cuando hablamos de hipermetropía en niños o en personas muy jóvenes , puede suceder que el cristalino se acomode y compense esta mala visión. En los casos en los que la graduación es baja, la hipermetropía infantil puede ser difícil de detectar.

El síntoma más frecuente de este defecto visual es el cansancio o fatiga visual después de enfocar objetos cercanos.

¿Qué diferencia hay entre la hipermetropía y la miopía?

Tienen en común que en ninguno de los dos casos los objetos se enfocan sobre la retina. Sin embargo, mientras que en la hipermetropía se enfocan detrás, en la miopía lo hacen delante.

Esto implica que también los síntomas sean contrarios. Una persona con hipermetropía no ve bien de cerca pero sí de lejos; alguien con miopía, en cambio, tiene problemas con la visión de objetos lejanos.

Ve todas las monturas

Causas y síntomas de la hipermetropía

En cuanto a la hipermetropía y sus síntomas, los principales son una visión borrosa intermitente por la dificultad a la hora de enfocar los objetos cercanos y la sensación de cansancio en la vista al final del día. Cuantas más dioptrías tengas, más notables serán estos síntomas.

También puedes sufrir dolor de cabeza y enrojecimiento de los ojos. Debes tener cuidado con el diagnóstico si tienes más de 40-45 años porque los síntomas son muy parecidos a los de la presbicia. Si los notas, lo mejor es acudir a un especialista para determinar tu diagnóstico.

Acércate a uno de nuestros centros y te asesoraremos. Puedes elegir entre más de 2.000 monturas.

Ver tienda más cercana

¿Cómo corregir la hipermetropía?

Las gafas para hipermetropía son la opción más segura y fácil, y en este caso se corrige mediante lentes positivas o convergentes. Se puede valorar también el uso de lentes de contacto.

Respecto a la hipermetropía en niños y cuándo poner gafas es necesario acudir al especialista si notamos que el pequeño no se concentra, que le cuesta leer o que tiende a no mantener la atención sobre un texto ya que puede deberse al sobreesfuerzo que está haciendo para enfocar. Será el óptico quien determinará su diagnóstico y solución.

Ver todas las monturas

¿Cómo saber si tengo hipermetropía?

Para saber si tienes hipermetropía debes fijarte en si padeces, en mayor o menor medida, alguno de los síntomas descritos. Si tienes visión borrosa al mirar objetos que están cerca, notas vista cansada o te duele la cabeza –sobre todo después de forzar la vista- deberías acudir a un especialista.

En el caso de los niños, también son muestras de ello un bajo rendimiento escolar o dificultades con la lectura. No obstante, como el diagnóstico puede resultar confuso, deja que sea un profesional quien lo haga.

Acércate a uno de nuestros centros y te asesoraremos. Puedes elegir entre más de 2.000 monturas.

Ver tienda más cercana
go to top Go to top